• Editorial Rotaria Argentina |

    E. Zeballos 4220, Rosario, Santa Fe (CP 2000)

GD 4851 Cristina Bogus

La lucha entre países ricos y pobres por la vacuna contra el COVID-19

Amigos rotarios de Argentina y del mundo:

Que esta pandemia ha acentuado las desigualdades en el mundo, es algo reconocido por todos. Pero la dificultad de los países pobres para acceder a la vacuna contra el COVID-19 es otra realidad que se está viviendo en este momento.

Las noticias de las últimas horas dan cuenta de las acciones que desde la OMS y OPS y dentro del Programa COVAX se están realizando en el mundo. De los 4.700 millones de dólares que necesitan para cumplir su objetivo para el 2021 para vacunar a 2.000 millones de personas en los países pobres, ya se han recaudado 2.400 millones de dólares.

Lanzada en abril de 2020, COVAX es una iniciativa global liderada por la Organización Mundial de la Salud y dos grupos de defensa de las vacunas: la Fundación Gavi y la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI).

Se cuenta en este momento con problemas de producción, que va atrasada en relación a las necesidades planteadas y a los programas diseñados en los diferentes países.

Destacando las desigualdades actuales entre los estados, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que se habían administrado más de 39 millones de dosis en al menos 49 países de ingresos más altos, pero solo 25 dosis en uno de los países de ingresos más bajos.

El Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que alertó sobre una de sus principales preocupaciones: la creciente concentración de vacunas en manos de unos pocos países en detrimento de gran parte del mundo que aún no consiguió dosis o solo negoció para una parte insuficiente de su población, situación que pone en peligro el acceso equitativo en todo el mundo a la vacuna. Se manifestó con las siguientes palabras: “Debo ser franco. El mundo está al borde de un catastrófico fracaso moral y el precio de este fracaso será pagado con vidas en los países más pobres del mundo”.

Hay temores de que los países más ricos acumulen las vacunas a costa de dejar desabastecidos a los más pobres. Este ambicioso plan internacional llamado COVAX tiene como objetivo garantizar que las vacunas se compartan de manera equitativa entre todas las naciones, ricas y pobres.

Se espera que el plan comience a distribuir vacunas en febrero. Los países de ingresos medios y pobres recibirán la mayor parte de estas. Con COVAX se espera que, para fines de 2021, sean entregadas más de 2.000 millones de dosis a países de todo el mundo. De estas, alrededor de 1.300 millones se entregarán a los 92 países más pobres que participan en el plan, lo que cubre alrededor del 20% de su población.

Sin embargo, 2.000 millones de dosis solo brindarían cierta protección a los primeros en la fila, como los trabajadores de salud, los ancianos y las personas vulnerables.

Además, Rotary ha dado su apoyo a la OMS, poniendo a disposición toda la experiencia adquirida a través del Programa End Polio Now. Los problemas de logística de las vacunas COVID-19, muy diferentes de las necesidades de la vacuna de la poliomielitis, no impide que el accionar de los rotarios como voluntarios para la vacunación, sea realmente una fuerza a dispo-sición del mundo.

Por eso, como rotarios, sensibles a esta realidad en este momento particular de la historia, debemos apoyar las acciones de la OMS y OPS para que los 2.000 millones de personas de los países más pobres del planeta no sean discriminados en la recepción de la vacuna COVID-19. Nuestra voz y acciones, mostrando la unidad del rotarismo mundial, serán lo que permitirá que esta discriminación no se dé en este momento.

Cristina BogusGD 4851 2020-2021

Rotary Club Córdoba.


Sitio web: Distrito 4851

¿Quiere dejarnos un mensaje?